El poder de la paz

Estar  en paz es estar en tranquilidad con nuestro ser interior. Estar en paz es algo que suena sencillo porque algunos argumentan que consiste en un estado de reposo. Otros argumentan que paz es un estado de no-guerra. De cualquier de estas dos formas es de pensar que la búsqueda de la paz es algo tan propio y personal como nuestras huellas dactilares.

Cuando veo videos en Youtube relacionados al tema de la paz interior, los exponentes tienen varias características similares que he logrado notar: son altamente espirituales; esto quiere decir que el apego a las cosas materiales es bajo (no se les ve con ipods o hablando de Internet). También he notado que son altamente positivistas a nivel personal. Lo más interesante que puedo enfatizar es que no dicen nada nuevo que no hayamos oído antes; lo que ocurre es que la rutina del día a día nos hace olvidar aquéllas cosas que contribuyen a la grandeza espiritual y desarrollo de la paz interna personal. A la final; ellos creen y afirman una y otra vez; que el desarrollo espiritual y personal contribuye significativamente a lograr la paz interna, la cual a su vez contribuye a la externa. En su contra, he notado que no hablan de religión, guerra, odio y otros aspectos negativos. Me gustaría saber como justifican esto.

 Y es que; en días como este; podemos definir la paz de tantas maneras… es tan ambiguo como hablar del amor u otros sentimientos. De todas las formas y maneras posibles algo parece ser cierto; la paz es tan necesaria como la guerra, y la una no podría vivir sin la otra. La respuesta del porque, viene siendo a que para poder saber lo que realmente es paz es necesario experimentar la guerra primero ya que este sentimiento nos dota del poder de la experiencia; el cual nos permite distinguir que es lo una y que es la otra. Ya que, como dice el dicho: ‘después de la tormenta viene la calma’. En este aspecto,  es preciso que venga la tormenta primero antes de poder experimentar la calma; además, si no lloviese, no podría haber calma.

La belleza del asunto es que; la paz es el sentimiento más humano que se pueda experimentar y que contribuye a que todo lo demás se de. Como dijo la Madre Teresa de Calcuta (1910 – 1997) alguna vez:    

El fruto del silencio es la oración. El fruto de la oración es la fe. El fruto de la fe es el amor. El fruto del amor es el servicio. El fruto del servicio es la paz.

Y tu?…te sientes en paz?

Daniel Losada

About dlosada85


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: