101 Errores que se hacen en Marketing Online

digital_marketing

EN ESTRATEGIA

  1. No entender la diferencia entre estrategia y lo táctico

Estrategia es el QUÉ, lo táctico es el CÓMO.

Antes de lanzarse a crear cuentas en Twitter, Pinterest y un largo etcétera…

Los Pymes deben de centrarse en tener claro su QUÉ.

¿Cuál es el mejor nicho? ¿Cuál es el mejor sub nicho?

¿Qué posición quiero tener en el mercado?

¿Qué activos online harán con el tiempo más fácil el Marketing?

Por ejemplo: Una base de datos, páginas webs anexas para tráfico…?

¿Dónde está la oportunidad en Marketing en el mercado, que la competencia no ve que se puede aprovechar?

Hay que centrarse en el qué, “la estrategia”.

Luego viene el cómo, “lo táctico”.

  1. No tener un objetivo para la página web

Tu página web es uno de tus activos online más importantes.

Tener claro, de manera cristalina, qué objetivo tienes con ello es fundamental.

La mayoría de los Pymes crean webs para tener presencia online y se olvidan de que la página web tiene que tener una meta clara.

Captar registros, cerrar ventas online, crear credibilidad…

En fin, en función del objetivo el diseño persigue este objetivo.

  1. Pensar que tener una web es una estrategia de Marketing Online

Una web no es una estrategia, es un activo más que puedes tener online.

El buen Marketing Online es el conjunto de diferentes elementos online que conducen hacia una meta común.

Por ejemplo, si mi objetivo es la captación de registros, todos mis activos online: Fanpage, Twitter, página web o Youtube… conducen hacia esta meta.

  1. Contratar un community manager sin tener claros los objetivos de ventas

Vamos a dejarlo claro.

Solamente el nombre lo dice todo… Tener a alguien para gestionar una comunidad cuando queremos ventas es un gran error.

Todo el enfoque para un Pyme, con su Marketing, debe de estar en una cosa solo… Ventas.

No branding, no crear una comunidad feliz… Solo ventas, para empezar.

  1. No Incorporar la mentalidad del ROI en el Marketing Online

El ROI, en definitiva, es tu salvador, tu roca.

Es para ti lo que era la estrella polar para los antiguos viajeros.

El ROI es importante porque es el motor de tu negocio.

Muchas veces, los empresarios pueden estar orientados hacia las métricas incorrectas.

Por ejemplo: la cantidad de “Me Gustas” que tu Fanpage ha tenido, o las visitas que has tenido en tu página web.

Evita a toda costa este error.

El 100% de los esfuerzos tienen que estar enfocados en optimizar y trabajar las diferentes tácticas del Marketing Online, para tener un ROI positivo.

  1. No entender la importancia de mentalidad de adquisición de clientes

Es irrealista pensar que puedes crecer un negocio online a base de una sola compra.

El buen Marketing Online está en que adquirieres un cliente y este cliente repite más veces contigo.

  1. No entender el concepto de: Primero aporta valor y luego vende

En esta nueva economía los clientes mandan; por lo tanto, si quieres diferenciarte de la competencia primero tienes que demostrar que tú vales, y luego haces la venta.

El contenido es la vía rápida para mostrar tu valor y aportar valor a tus clientes.

  1. Falta de mentalidad estratégica y no adquirir activos online

Hay que ser estratégico con el Marketing.

El Pyme está acostumbrado a pagar por anuncio y recibir una reacción.

Si tienes una mente estratega sabes que puedes invertir en una acción online, obtener una repuesta y luego, como efecto secundario, monetizas el activo.

Y este activo puede ser el fan de Facebook, el registro de email o una web anexa que genera tráfico…

En definitiva, los activos se quedan… El anuncio de una vez, no.

  1. No invertir en un buen concepto de branding y marca

Muchos Pymes tienen tanta prisa en tener su presencia online que no ponen pensamiento detrás de qué es lo que quieren trasmitir.

¿Qué posición tiene mi competencia en el mercado y qué percepción quiero yo transmitir?

Tu imagen es tu tarjeta de vista online. Piénsalo bien…

Es la diferencia entre que los clientes te perciban como un líder, de fiar, de confianza… O te vean como uno más del montón.

  1. Pensar que una idea es un negocio, y no entender que se trata de la implementación

El negocio rara vez está en la idea.

La historia que tienen algunas Pymes de que les pueden robar la gran idea es absurda.

Ideas hay miles.

Personas capaces de implementar las ideas hay pocas.

Si tú quieres alejarte de tu competencia, sé un crack en la implementación.

  1. Casarse con una idea y no tener facilidad de flexibilidad ante la mínima adversidad

Vamos a dejarlo claro… Tu idea inicial, lo más probable, es que no vaya a funcionar.

Tu capacidad de aprender del fracaso de tus intentos o, mejor dicho, de tus experimentos, es lo que va a hacer la diferencia.

El Marketing Online es muy numérico. Prueba y error te dará feedback para optimizar y crecer el negocio.

EN ADWORDS

  1. No tener control de conversiones en Adwords

Si no sabes qué palabras claves convierten no puedes invertir más y escalar lo que funciona.

La mayoría de los empresarios que usan Google Adwords no utilizan el código de conversión.

  1. Mandar tráfico de Adwords a su web normal en vez de a una landing

La función de una landing page es conversión, bien en ventas o en registros.

Un único enfoque y un objetivo.

Si quieres conversiones tienes que usar lading pages o, lo que es lo mismo, páginas de destino.

  1. No hacer protocolo de pruebas en Adwords

Todo buen Marketing Online se basa en pruebas y en optimización de campañas.

Es raro que el primer anuncio sea el mejor.

Hacer pruebas A/B de anuncios es el territorio de los cracks del Marketing.

Tú quieres incrementar tus ventas con Adwords.

Mejora tus conversiones y CTR´s con pruebas A/B.

  1. No usar las palabras clave en los títulos

La palabra clave que tu cliente potencial busca es la palabra más importante.

Si no lo tienes en el anuncio estás garantizando menos clics.

  1. Tener Red de Display y Red de Búsqueda juntos

Hay que separar las campañas.

La Red de Display es tráfico de interrupción; es decir, personas que no están buscando tus productos.

La Red de Búsqueda es tráfico directo, es decir, personas que ya están buscando los productos que tú ofreces.

Por lo tanto, cada una de ellas, requiere de una estrategia y de un enfoque distinto.

Además, teniendo ambos juntos, tus CTR´s son más bajos, y la calidad de los anuncios también; por lo tanto, tu precio por clic sube.

  1. Contratar a una agencia y no tener acceso a la cuenta

No puedes entregar tu cuenta de Adwords a un tercero sin acceso.

No puedes pedir que alguien te monte campañas y no tener el control de ellas.

Tus campañas de Adwords son un activo, una vez están funcionando, y tú tienes que tener el control de ellas.

  1. No aprovechar del enorme poder del Remarketing en Adwords

Las personas que han visitado tu página web son, normalmente, clientes potenciales con altas posibilidades de que compren.

Muchas veces, antes de ponerte con una nueva fuente de tráfico, repescar a los que ya están interesados es una idea bastante mejor.

  1. Pensar que Adwords es un timo y hay que alejarse de ello

Hay mil historias relacionadas con Adwords…

Desde que mi competencia está haciendo clic en mis anuncios, hasta que hay personas a las que se les paga para hacer clics en los anuncios para que Google gane más dinero.

Google factura más de 40 mil millones de dólares al año en publicidad y, para los anunciantes hábiles, Adwords es un pilar fundamental para su negocio.

No trabajar y optimizar este canal es uno de los grandes errores que muchos Pymes hacen con tráfico.

En vez de centrase en Redes Sociales, sería interesante vender a personas que YA están interesadas en tus productos.

EN FACEBOOK

  1. Pensar que se puede hacer crecer la página de Facebook de manera orgánica a 10.000 fans

Casi todas las Fanpages con más fans han tenido una inversión de anuncios de Facebook detrás.

Una Coca Cola no tiene más de 82 millones de fans de manera orgánica.

Coca Cola invierte en captar fans porque sabe que son un activo, una audiencia con la que puede comunicar.

La pregunta aquí es: ¿Qué tipo de fans quieres?

Porque igual puedes generar 10.000 fans a través de un concurso con algún gancho gratis…

Y lo que tendrás será un montón de fans que solo quieren cosas “gratis”.

  1. No llevarles fuera de Facebook a su página web o blog

Facebook es potente para generar tráfico para tu página web.

Muchos Pymes hacen el error de, simplemente, publicar en Facebook sin un plan para llevar este tráfico a su página web o blog.

  1. No entender que lo más potente de Facebook es su plataforma de anuncios

Facebook abre un universo de más de 1.100 millones de usuarios.

Tienes la capacidad de un láser para enfocar tus anuncios en segmentos y demográficos muy específicos.

¿Quién quiere, por ejemplo, publicar un anuncio en una página de la revista Vogue, si vendes algo relacionado con moda, cuando puedes tocar a los fans con interés en Vogue desde Facebook directamente?

Y siendo mucho más económico.

Facebook Ad´s es un arma imprescindible en esta era.

  1. No usar Facebook para captar emails

Tienes volumen en Facebook, capacidad de segmentar con precisión.

¿Quién, en su sano juicio, no estaría interesado en crear una base de datos de Facebook?

Simplemente se trata de ir a por el “Me gusta” a través de una página de App y pedir el “Me gusta” y el registro.

  1. Actualizar Facebook demasiado poco, por miedo

La idea de que la frecuencia es malo es absurdo.

Y más ahora con los nuevos cambios de Facebook.

No todos tus posts van al newsfeed de tus fans.

Si puedes, y tienes buen contenido, publicar dos veces al día va a darte mejores resultados que publicar una vez al día.

Desde luego, para publicar una vez a la semana, mejor no hagas Facebook.

  1. Resistir la idea de que cada vez más Facebook no publica tus posts, y no querer pagar para promover contenido

El poder de amplificar tu contenido pagado en Facebook es realmente una de las grandes ventajas de la plataforma.

Si tu contenido es interesante, relevante y tienes un call to action a un producto que sabes que se vende, los clics de tus anuncios de pago pueden ser muy baratos y muy rentables.

EN BLOGGING

  1. Tener un blog y actualizarlo una vez cada trimestre

Algunos Pymes se creen que hay que tener un blog porque todos lo tienen.

El blog es una herramienta más de Marketing.

Tiene una función muy clara y cumple objetivos.

Si lo tienes es porque te está dando dinero y cumpliendo unos objetivos.

Por lo tanto, actualizarlo a menudo significa más dinero.

Ten claro el objetivo de tu blog. Mide los resultados y trabaja el blog si está funcionando.

  1. No coordinar el contenido del blog con long tails de SEO

Escribir contenido sin hacer un análisis de SEO es uno de los errores más comunes de los empresarios que tienen un blog.

Las long tails aportan tráfico de calidad y son fáciles de posicionar.

Coger el tiempo para hacer análisis de long tails es imprescindible para hacer que tu blog funcione con SEO.

  1. Escribir para el ego de la empresa, en vez de al cliente final que compra

Muchos viven en la economía del EGO.

Tu blog está para que tú cumplas unos objetivos muy claros.

Puede ser generar más tráfico, cultivar relaciones para vender más luego, generar registros…

En fin, objetivos concretos.

No hagas el error que hacen muchos Pymes de pensar en escribir en su blog como si fueran una multinacional.

Escribe para el éxito de tu negocio, no para tu ego.

  1. Pensar que el blog solo es para comunicar y no entender que también debe deconducir las métricas del negocio

Tu blog debe de estar para cumplir una métrica importante.

Más registros, más vistas a tu página web principal, más compras de tus productos…

Mide… Mide…

  1. No usar WordPress

No hace falta decir mucho, hay que elegir la plataforma más fácil.

Hay que elegir la plataforma más afín a SEO.

Hay que elegir la plataforma que más pluggin´s de mayor utilidad tiene.

Hay que elegir WordPress.

EN SEO

  1. Pagar cuotas mensuales bajas a profesionales que no hacen link building

No son pocos los que caen en la trampa de timos de algunas empresas de programación que no saben nada de SEO y prometen milagros.

Se optimiza la página para SEO a medias y no se hace nada de link buiding.

Si tu empresa de SEO no está dispuesta a pasarte un informe cada mes con los enlaces que ha captado para tu página web. Corre… pero rápido.

  1. No optimizar la página web

El primer paso de SEO es que la página web debe de estar optimizada para SEO.

La gran mayoría de las webs, a nivel de SEO, se dicen que están optimizadas, pero realmente no lo están.

Todos los Pymes que quieren tener éxito online deben de entender unas pautas sencillas de SEO para que, por lo menos, puedes distinguir si el trabajo está hecho o no.

  1. Pensar que se pueden tener las primeras posiciones en Google por 50€ al mes

No puedes tener un trabajo de calidad de SEO en tu página web por 50€ al mes. Esta es una señal clara de timo.

Si te dicen 50€, pregunta qué te van a hacer.

Cómo es la optimización que te van a hacer en la página web, qué tipo de enlaces te van a captar, qué palabras claves son las menos competitivas en tu nicho para posicionar y te van a dar un buen nivel de tráfico.

Pregúntate:

Qué long tails debo de usar para mi blog.

Qué enlaces tiene mi competencia y qué plan tienes tú para captar enlaces de igual calidad para tu página web.

Como puedes ver, una buena estrategia de SEO no son 50€ al mes.

  1. No entender que SEO es una apuesta a medio-largo plazo y que no es instantáneo

La gran parte de los Pymes online no entienden que el SEO no es de un día para otro. Por eso se llama orgánico.

Si piensas que vas a vender más de inmediato con SEO, estás pensando mal.

SEO es a medio-largo plazo. Es importante, pero también son importantes otras fuentes de tráfico.

  1. Caer en la trampa de tráfico gratuito y apostar el negocio en ello

Para hacer crecer un negocio sostenible con el tiempo quieres tráfico de pago, no tráfico gratis.

Son muchos los empresarios que apuestan solo 100% en SEO y se llevan una sorpresa desagradable con Google cuando hace cambios.

Tráfico gratuito es viable, pero no puedes depender solo de ello porque el tráfico gratuito tiene los siguiente problemas:

  1. No se puede escalar
  2. Puedes perder tu tráfico de un día para otro
  3. No crear contenido que solo capta enlaces

Algunos Pymes, cuando contratan una agencia de SEO, no se dan cuenta de qué tipo de contenido se está publicando en su nombre.

Puedes crear contenido simplemente para mostrar a Google que publicas contenido, e ir por unas palabras claves.

O puedes publicar contenido que, por sí mismo, es tan interesante, que otros publican tus enlaces con tu contenido.

Que tu contenido es tan interesante que genera me gustas y retweets y se comparte de manera viral por las Redes Sociales.

Esto es contenido estratégico para SEO.

  1. No hacerse la autoridad del nicho

Pocos Pymes entienden que el juego real de SEO, si quieres ganarlo, es a la larga.

Tienes que pensar en ser la verdadera autoridad de tu nicho.

Cuanto más contenido, cuantas más referencias a tu contenido, y cuanto más enlaces naturales en los sitios correctos, más fácil es generar las primeras posiciones.

  1. Ir a por palabras claves imposibles

Algunas personas tienen esta idea incorrecta de SEO.

El tráfico pocas veces está en las palabras genéricas difíciles de conseguir posicionar.

Invertir tiempo en intentar optimizar la página web para estas palabras, y generar enlaces para palabras genéricas, es un trabajo cuesta arriba.

Una simple vista a las páginas webs que están en las primeras posiciones de Google, mirando sus enlaces externos y su Page Rank (PR), te mostrará claramente la imposibilidad de ir a por palabras clave muy genéricas.

  1. No buscar palabras long tails fáciles

El oro está en las long tails.

Primero de todo, ¿Qué es una long tail?

Es una palabra clave de extensión más amplia que conlleva una palabra clave principal interesante para trabajar, en función de nuestro sector o nicho.

Imagínate, por ejemplo que tienes un negocio online de maquillaje.

Maquillaje es una palabra genérica, y por consiguiente, muy competitiva a nivel de SEO.

Comprar maquillaje online barato es una longtail. Conlleva la palabra clave genérica principal y tiene una extensión más larga.

La competencia a nivel de SEO para las long tails es mucho menor, por lo que es más fácil posicionarse con long tails a corto plazo.

Cada día se generan nuevas long tails.

Si estás dispuesto a hacer un buen análisis de SEO, busca y publica artículos de long tails.

Si creas un sistema de long tails que trabajas constantemente te va a generar una cantidad de tráfico contante sin tener que competir con las grandes webs.

  1. Obsesionarse con cambios de posiciones diarias

Google no es predecible.

Algunos Pymes se obsesionan con los movimientos en los buscadores.

Hoy estás en el número 1 y mañana en la 5ª posición.

Se trata de constancia y se trata de trabajar muchas palabras a la vez.

Depender de pocas palabras que se quedan en las primeras posiciones es una mala manera de planificar un negocio online.

  1. No entender la importancia de señales de Redes Sociales, el nuevo link building

Está dicho y está claro, cada vez más.

Las Redes Sociales van a ser el nuevo link building.

Cuantos más me gustas, cuantos más compartir de LinkedIn, plus´s de Google y retweets, más estás mostrando a Google que tú eres una autoridad.

Crear contenido que se comparte en las Redes Sociales es ya un pilar fundamental en un buen SEO.

EN E-COMMERCE

  1. No entender que el Home es para vender y no solo para imagen

El home de tu Tienda Online es un escaparate.

Muchos empresarios de Tiendas Online creen que la función de su home es mostrar lo bonita que es su página web.

Mala idea.

La función de tu home es vender.

Ten claros los pasos exactos de qué es lo que quieres que los usuarios hagan cuando llegan al home de tu página web.

  1. Pensar que diseñas una vez y nunca más

El 99% de los dueños de Tiendas Online se creen que el trabajo está hecho al activar la Tienda Online.

Cuando realmente lanzas una Tienda Online, y tienes que ir optimizándola en función del feedback en ventas, conversiones y en la interacción de los usuarios con la página web.

A través de rediseños se debe de ir optimizando la página web para poder optimizar las conversiones de venta.

  1. No tener un plan para optimizar la Tienda Online una vez lanzada

Un buen plan de optimización puede ser una de las armas de Marketing Online más eficaz y más barata para una Tienda Online.

La mayoría de las personas que lanzan una página web no coge el tiempo para seguir un plan con el que, mes a mes, se va optimizando la web para ir subiendo las ventas.

Se obsesionan con más trafico, en vez de optimizar las conversiones.

  1. Esperar el día en el que llegue el tráfico orgánico

El tráfico de SEO tarda.

Además,  es mala idea depender 100% de tráfico gratuito.

Los empresarios listos online diversifican el riesgo y no dependen solo de una fuente de tráfico, si no que trabajan más armas de tráfico.

  1. No tener un plan de Marketing y de inversión para arrancar la tienda

Tener un negocio de E-Commerce que funciona es un negocio serio, no es un hobby.

Si no estás dispuesto a crear una Tienda Online en condiciones, con un diseño que vende, un aspecto de Marketing y una inversión en el lanzamiento, mejor no lo hagas.

Son muchos los que se lanzan a crear su sueño online sin ser realistas sobre las inversiones que supone, y después de un año no han vendido nada.

  1. No entender que los textos son los comerciales de la Tienda Online

Puede ser que no tengas comerciales en tu Tienda Online, pero los textos son igual de importantes que tener comerciales en una tienda física. Te venden a ti y venden tus productos.

Hay que poner un poco de corazón y de buen copy detrás.

Y no es para tomar a la ligera, porque realmente puede ser la diferencia de que vendas en tu Tienda Online o no.

  1. No tener un plan para segmentar la base de datos entre nocompradores/compradores/ y segmentos de productos

El negocio de E-Commerce está en la lista de emails; por lo tanto, cuanto mejor es la segmentación de tu base de datos, más ventas vas a generar.

Son muchos los que se lanzan a crear un negocio de Tienda Online, sin tener en cuenta que la clave está en su lista de no compradores y compradores. Este es su activo más importante.

  1. Crear más pasos en el proceso de compra de lo necesario

¿En una tienda física tendrías obstáculos para que el cliente pudiera llegar a caja y pagar?

Esto es justo lo que muchos hacen. Crean un montón de obstáculos que bajan las conversiones de venta.

La idea es hacerlo fácil para el usuario, no difícil.

Analiza tu proceso de venta y pregúntate:

¿Un niño de 6 años podría navegar por mi página web sin problemas?

Si no es así haz cambios.

  1. Llamar a la tienda algo genérico, en vez de trabajar la marca

Los tiempos en los que podías llamar a tu Tienda Online; por ejemplo, zapatosbaratos.com y tener las primeras posiciones para zapatos baratos han pasado.

Ahora lo primero de todo es tu propósito de valor.

¿Por qué eres diferente? ¿Qué ofreces de valor diferente al resto?

Y luego viene tu nombre, y luego tu dominio.

Es mala idea limitar tu nombre a una palabra clave de SEO.

  1. Lanzar la tienda con miles de referencias, en vez de probar primero lo pequeño

Lo suyo, siempre, es que hagas pequeñas apuestas al comienzo para ver qué funciona.

Antes de lanzar una Tienda Online con 5.000 referencias, para empezar, haz una prueba en Shopify con 10 referencias con tráfico de Adwords.

EN VÍDEO MARKETING

  1. Crear vídeos corporativos que aburren, en vez de vídeos que entretienen y venden

El 99% de los vídeos de Pymes, para sus webs, están pensados para presentar la empresa.

Mala idea… Nadie quiere ver un vídeo que presenta tu empresa.

Las personas quieren ver vídeos que les resuelven un problema.

Y a ti te interesa un vídeo que muestra que tú puedes resolver el problema.

Esto es vender.

  1. Pensar que una estrategia de Youtube es colgar el vídeo corporativo

Lo que muchos Pymes no aprovechan es el hecho de que Youtube es una de las páginas más visitadas del planeta, y también es un buscador.

Tener una biblioteca de vídeos que permiten ir a por varias palabras claves es una vía de tráfico muy eficaz.

Un vídeo corporativo no va a hacer este trabajo.

Una constancia de vídeos que cuelgas en Youtube con palabras claves es lo que va a hacer la diferencia.

  1. Crear vídeos cutres que bajan la percepción de la marca, en vez de subirla

Rara vez es una buena idea colgar vídeos caseros en Youtube.

El mito de que la calidad no es importante es complemente incorrecto.

Lo que cuelgas debe de ir en línea con tu marca.

Tu marca y la percepción que quieres dar es lo que hace la diferencia.

  1. No ser estratégico con Youtube y pensar en pequeño

Youtube es la puerta de atrás del SEO, por lo que si quieres dominar tu nicho tienes altas posibilidades de hacerlo desde Youtube, pero hay que pensar en grande.

No un vídeo, si no un canal de vídeos con todas las palabras claves más importantes de tu nicho.

Tienes que tener la biblioteca de tu nicho.

EN TWITTER

  1. No tener un objetivo claro con Twitter

Las tácticas siempre siguen la estrategia. En Twitter no es diferente.

¿Cuál es tu objetivo en Twitter?

¿Generar tráfico para tu blog y luego captar el email?

¿Ganar renombre para tu producto entre personas de influencia?

En fin… El objetivo y la estrategia dictan lo que haces en Twitter.

La mayoría de los Pymes están en Twitter porque piensan que “deben” de estar ahí.

Ten claro tu objetivo y estarás a años luz de ellos.

  1. Trabajar con Twitter sin tener un plan para captar seguidores

Realmente dedicar tiempo a trabajar Twitter sin un plan de captar seguidores no tiene ningún sentido.

Para tener 200 seguidores y dedicar horas diarias a este canal es mejor no hacerlo.

Cuando trabajas un canal para generar tráfico tu objetivo siempre debe de ser escalarlo para tener cada vez más tráfico.

Si quieres trabajar Twitter debes de tener un plan para captar seguidores.

Si no, mejor no hacerlo.

  1. Crear conversaciones en vez de contenido

Twitter debe de tener un objetivo como cualquier otro canal de tráfico.

Bien sea vender, generar status para convertirte en un experto o generar emails.

Por lo tanto, debes de estar pensando en generar contenido que va a tu blog o web para aprovechar del canal.

Hacer conversaciones no te va a dar ni tráfico, ni ventas, ni registros.

  1. No entender que Twitter es una base de datos más

Tus seguidores son un activo.

Cuantos más seguidores siguen de verdad tu contenido y lo que publicas, más grande es tu activo.

Es una base de datos con un propósito.

Permite vender.

EN EL PROCESO DE VENTA 

  1. No entender que el proceso de venta es lo más importante, para empezar

Primero debes de pensar en vender, luego en tener presencia.

Sin ventas todo negocio muere.

Tener claro el proceso de venta, desde el clic hasta la venta, es la parte más importante en el inicio de tu negocio online.

  1. Pensar que una página web se hace una vez y nunca más se cambia

Son muchos los que lanzan la página web y luego esperan ventas, y no hacen nada más.

Tu web siempre tiene un objetivo; por lo tanto, se puede optimizar para cumplir este objetivo.

Optimizar tu proceso de venta es una parte igual de importante que buscar nuevas fuentes de tráfico.

  1. No centrar los esfuerzos al inicio del negocio en optimizar el proceso de venta

Vender es todo en el inicio de un negocio.

Hasta que haya un sistema predecible que genera ventas, uno no tiene un negocio. Aquí es cuando uno está en fase de Startup.

Muchos se centran en áreas que no van a crear un impacto en el negocio, en vez de centrarse en lo que realmente cuenta, crear un sistema predecible que genera ventas.

EN CONVERSIONES

  1. No tener analíticas incorporadas en la página web

No tener Analytics es como conducir con los ojos tapados por la carretera.

Mucho del  Marketing Online se basa en optimizar números.

Si no tienes Analytics, tú no podrás optimizar los números.

Y si no entiendes cómo funciona Analytics siempre estarás pendiente de la información de otros.

El Pyme, muchas veces, hace el error de delegar esta tarea que, básicamente es como delegar el coche a un tercero.

  1. No tener un plan de optimización de conversiones

El primer anuncio, casi siempre, no es el mejor.

La primera landing page tampoco. El primer diseño de una página web tampoco.

Hay que optimizar las conversiones.

La mayoría montan la página web y no hace nada más.

Si quieres incrementar tus conversiones no puedes dejar de hacer pruebas.

  1. Seguir las métricas incorrectas

Muchos usan las métricas incorrectas para llevar sus negocios.

Hay una…

Hay una métrica que tú necesitas saber para poder hacer crecer tu negocio.

Y rara vez es el rebote en tu página web, como piensan muchos…

Excepto si eres una editorial online.

  1. No entender la psicología que hay detrás de las conversiones

Los seres humanos se mueven por lo emocional.

Toman decisiones emocionales y luego las justifican con la lógica.

Si no usas psicología en tu optimización de conversión estás trabajando con la mitad de la ecuación incompleta.

Trabajar la ecuación de números y psicología es lo que hace la diferencia.

  1. Estar sin un plan de pruebas A/B

La mayoría de los empresarios online no tienen un plan de pruebas A/B.

Los grandes, como Amazon.com, hacen pruebas diarias.

Parte de la razón de porqué son grandes.

Si quieres optimizar tus ventas necesitas tener un proceso para hacer pruebas A/B de manera continua.

EN MARKETING DE CONTENIDO

  1. No tener una filosofía de contenido o de concepto

El contenido que generas debe de tener voz propia.

Tu contenido es tu marca.

Si tu contenido es genérico sin filosofía propia, tu marca es genérica sin filosofía propia.

El mejor contenido tiene el objetivo de generar ventas a corto, medio y/o largo plazo. Y tiene una filosofía muy clara de la marca que hay detrás.

  1. Pensar que conversaciones en Redes Sociales es igual a contenido

Las conversaciones en Twitter no generan ventas, es una actividad social y no un actividad comercial.

Si quieres generar relaciones sin un objetivo muy claro dedícate a conversaciones.

Si quieres generar ventas con un objetivo muy claro dedícate a crear contenido que vende.

  1. Crear contenido aburrido y del montón

En Rebeldes Online creemos que el pecado cardinal es ser aburrido con tu Marketing. Y con el contenido es exactamente igual.

Hay una sobre dosis de contenido en el mercado. Si no puedes ser diferente, dinámico y eres como los demás…. Te pierdes en el ruido del mercado.

  1. Crear contenido para todos los públicos

De la misma manera que tu producto no puede ser para todo el mundo, tienes un target y tienes tu cliente ideal… Tu contenido tiene que ser lo mismo, y debe de seguir la misma línea en función de a quién quieres llegar.

Tus clientes potenciales tienen un nivel de entendimiento de tu producto.

Tu trabajo es llevarles del punto A al punto C.

Si tu cliente final es el programador con altos conocimientos de informática, tu contenido está enfocado en temas avanzados.

Si tu cliente final tiene pocos conocimientos tu contenido es para principiantes.

Tu cliente ideal y dónde se encuentra definen el tipo de contenido que tú creas.

  1. Hacer el error de no crear contenido con un objetivo final de VENTA

Todo Marketing Online debe de conducir a la venta.

Y el contenido no es diferente.

El contenido no es el Rey. El contenido que vende es el Rey.

EN COPY

  1. No saber qué es copy y porqué es importante

El buen Marketing es mitad psicología y mitad números.

La parte de psicología se traduce muchas veces en buen copy, el arte de escribir para vender.

No saber cómo escribir para vender es igual que tener una tienda física y no tener comerciales que pueden vender.

Muchos Pymes hacen el error de escribir sobre ellos, sobre sus productos o sobre su empresa.

El buen copy empieza pensando en escribir sobre el cliente final, sus problemas, sus deseos y sus aspiraciones.

  1. Pensar que hay que ser corporativo y escribir para impresionar a los colegas

La primer regla del copy es escribir como hablas.

Nadie quiere leer textos aburridos, de estilo corporativo.

Las personas se apagan cuando lo ven.

Si quieres vender más escribe como hablas.

Si quiere impresionar a tus colegas y no generar ventas, entonces sé aburrido.

  1. No prestar atención a los títulos

El objetivo del título es hacer que se lea el texto.

Si el título no capta la atención de tu cliente potencial en los primeros 5 segundos le pierdes.

En el mundo actual, donde la atención es tan limitada, los títulos son los que hacen la diferencia entre que te lean o no.

  1. Vender lógica en vez de vender emociones

Compramos por emoción y justificamos la compara con la lógica.

No hagas el error de pensar que la venta es un proceso lógico.

Nadie compra un Ferrari pensando que lo necesito para ir más rápido al trabajo o a las reuniones.

Es una compra puramente emocional.

Si quieres escribir para vender busca la emoción más fuerte que tiene tu cliente potencial sobre su problema, deseo o aspiración.

Amplíalo y pon tu producto delante como solución.

  1. No tener personalidad en el copy

Compramos de humanos, y online no es diferente.

Si quieres ir rápido en generar un vínculo con tu cliente potencial, hazlo más humano y saca personalidad.

El Pyme no puede competir con las grandes marcas, pero puede ir por la puerta de atrás con un poco más de personalidad en su copy.

  1. Pensar que el copy tiene que ser breve

Tus textos tienen que ser lo cortos o largos que necesites para hacer la venta.

Si para conseguir esto solo necesitas un párrafo, bien.

Si son 3.000 palabras, bien también.

Las conversiones te dicen cuánto de largo debe de ser tu copy.

EN EMAIL MARKETING

  1. Pensar que Email Marketing no funciona

En la era de obsesiones de todo lo nuevo y de las Redes Sociales, es fácil dejar de hacer cosas que ya funcionan, y siguen funcionando.

Muchos empresarios se pierden en las Redes Sociales y piensan que el Email Marketing no funciona.

Las reglas son siempre las mismas.

Si quieres que la gente lea tus posts o abra tus emails, tienes que ofrecer valor.

Si haces esto, Email Marketing sigue siendo una de las armas más potentes del Marketing Online.

Tú no tienes control de tus fans en Facebook, lo tiene Mark Zuckerberg.

Pero con Email Marketing, tu base de datos es tu base de datos.

  1. Elegir la plataforma incorrecta

Parte del poder de Email Marketing es poder crear embudos de venta de Email       Marketing.

Hacer segmentación por intereses, por no compradores y compradores, personas que han hecho clic en un email en específico…

En fin, el poder de crear embudos que generan ventas.

Ten claro qué quieres conseguir para coger, desde el principio, una plataforma que te permite hacer lo que necesitas hacer.

  1. Tener miedo y mandar pocos emails

No te sirve de nada tener una base de datos si no mandas ningún email o muy contados.

La base de datos está para monetizarla.

Si ofreces valor en forma de contenido y lo mezclas con promociones puntuales, tendrás la posibilidad de generar una relación con clientes potenciales, y la oportunidad más frecuente de vender tus productos.

  1. No hacer crecer la base de datos

Tu base de datos de emails puede ser uno de los activos más importantes que puedes tener.

Una estrategia inteligente es crear los mecanismos automáticos que generan emails constantemente.

El pop up en el blog, el banner con la newsletter, la landing page desde Facebook…

En fin, busca la manera de tener múltiples fuentes de inscripciones de emails para ir creciendo tu base de datos.

  1. No ofrecer contenido de valor para cultivar una audiencia

Tienes que ofrecer contenido de valor.

Normalmente el Pyme manda unas promociones un par de veces al mes, y listo.

No… No vale…

Necesitas tener contenido de valor que hace que las personas quieran recibir tus emails.

  1. Tener dos objetivos en vez de uno en el email

El objetivo del asunto es que abran el email.

El objetivo del email es que lean tu contenido, tu mensaje, o que hagan clic para ir a una landing page o a un post.

En cada momento define solo un objetivo y será más fácil tener los números que quieres.

  1. No hacer pruebas de los asuntos de emails

Una de las áreas con mayor potencial en las pruebas en Email Marketing son los asuntos.

Un asunto puede generar, igual, el doble de clics.

Si no haces pruebas con tus asuntos no sabrás qué funciona mejor.

EN VENTA OFFLINE 

  1. Pensar que se pueden vender productos online de más de 500€ de manera fácil

Cualquier transacción por encima de 100€ supone, para la mayoría de personas, mucho dinero para arriesgar si no eres una marca muy conocida.

Y si hablamos de 500€ mucho más.

Son muchos los que se lanzan a un negocio online, no tienen esto en cuenta e intentan hacer una venta de producto online de más de 500€.

Y se encuentran con resistencia…

Para este tipo de transacción se debe de estar mirando una venta bien telefónica o presencial.

  1. No entender que el Marketing de Atracción facilita la venta offline

El Marketing de Atracción es lo que hace que la venta offline sea más fácil.

Permite que, en vez de perseguir a las personas para vender, atraes de manera natural a las personas hacia ti.

  1. No usar el poder de la venta telefónica para apoyar la venta offline

La venta telefónica es el matrimonio perfecto entre offline y online.

Lo que tiene Internet es la capacidad de generar volumen de registros cualificados para la venta offline.

Y el teléfono es la manera perfecta de gestionar estos registros para cerraros en venta.

EN REDES SOCIALES

  1. Pensar que lo más importante es la presencia

Lo importante es vender, especialmente si eres un Pyme y no Coca Cola.

Una marca grande puede permitirse trabajar la marca con presencia.

Un Pyme no…

Los Pymes tienen que obsesionarse con el ROI, que es donde está el dinero.

Si tienes el ROI podrás escalar.

Todas las Redes Sociales deben de mostrarte una vía directa a los ingresos. Si no lo hacen, mejor no perder tu tiempo y tu dinero aquí.

  1. Tener la idea de que los retweets y los “me gusta” pagan los salarios al final de mes

Uno de los errores más frecuentes de los Pymes online es la obsesión incorrecta de perseguir las métricas incorrectas, que podrían ser retweets o me gustas en Facebook.

Esto hace que muchos empresarios sigan un camino de inversiones innecesarias y de tiempo perdido en lo que no funciona.

Perseguir cada nuevo objeto que brilla, sin tener en cuenta su impacto en la estrategia del negocio, es muy peligroso.

  1. Pensar que los fundamentos de Marketing no valen en las Redes Sociales

Ciertos fundamentos no cambian.

Son los mismos desde los anuncios en radio hasta la creación de anuncios en Adwords… O publicar un post en Facebook.

Tienes que conocer a tu cliente ideal y encajar tu comunicación con él como un guante.

No puedes ofrecer tu producto a todo el mundo.

Tú tienes que escoger realmente el público al que mejor puedas atender.

Tienes que afinar tu comunicación a las necesidades de este cliente ideal.

Tu comunicación tiene que estar enfocada a un perfil claro y concreto, a tu cliente ideal.

No puedes escribir para todos.

No se puede hacer todo, hay que escoger para que tu mensaje quede claro.

Tienes que poder llegar a tu cliente ideal potencial con las tácticas correctas para vender tu producto

En las Redes Sociales estas reglas son las mismas, las reglas del buen Marketing también se aplican en las Redes Sociales.

Tienes que tener un plan de cómo llegar a tu cliente final, cómo captar más de ellos, cómo ofrecer tu producto, qué ofrecer.

En fin, todas las tácticas que necesitas hacer en Marketing, aquí también valen.

  1. Obsesionarse con el tráfico gratuito

No se puede construir un negocio con ventas predecibles si tú dependes de tráfico gratuito.

Para poder escalar tu negocio necesitas, con cierta predecibilidad, poder saber qué inviertes X en una fuente de tráfico y te da X en dinero.

Sin esto no tienes un negocio de verdad.

Tienes una fuerte de tráfico gratuita que, en cualquier momento, se te puede ir.

  1. Pensar que las Redes Sociales son para crear una comunidad feliz, en vez de para sacar dinero

Son muchos los que tienen miedo de vender en las Redes Sociales.

El objetivo de usar las Redes Sociales siempre debe de ser sacar ventas.

Presencia, para crear una comunidad feliz, no tiene mucho sentido.

EN MENTALIDAD DEL NEGOCIO ONLINE

  1. Pensar que un negocio online es barato porque es Internet

Hay pocas cosas gratis en este mundo, con los negocios online pasa lo mismo.

Siempre hay una inversión en tiempo o dinero, pero hay una inversión.

La única manera de poder escalar un negocio online de manera predecible es cuando tienes la capacidad de invertir en tráfico con un ROI positivo.

No se trata de hacer un negocio donde inviertes poco, se trata de obtener un ROI positivo para poder invertir lo máximo que te permita la fuente de tráfico.

  1. Si me muevo un poco por las Redes esto tiene que salir

Muchos Pymes compran el mito de que las Redes Sociales son el gran salvador.

La realidad es distinta. Son muy pocos que realmente están generando ventas de las Redes Sociales y, al final del día, las Redes Sociales siguen los mismos fundamentos de Marketing.

Tienes que conocer a tu cliente ideal y encajar tu comunicación con él como un guante.

Tienes que afinar tu comunicación a las necesidades de este cliente ideal.

Tienes que poder llegar a tu cliente ideal potencial con las tácticas correctas para vender tu producto.

En las Redes Sociales estas reglas son las mismas. Las reglas del buen Marketing se aplican a las Redes Sociales también.

Tienes que tener un plan de cómo llegar a tu cliente final, cómo captar más de ellos, cómo ofrecer tu producto, qué ofrecer.

En fin, todas las tácticas que necesitas hacer en Marketing, aquí también valen.

  1. No tengo que aprender nada porque lo pueden hacer los profesionales

No puedes supervisar algo que no conoces.

No puedes saber si están haciendo un buen trabajo de SEO si no sabes qué es un buen SEO y cómo se hace.

Muchos caen en el error de pensar que solo tienen que contratar a alguien y se resuelven sus problemas.

El primer paso para ser un empresario que tiene el control es tener los conocimientos necesarios.

  1. Esto tiene que ir rápido, es Internet

Aunque podemos ir más rápido porque es Internet, solamente vas a ir rápido en función de tus conocimientos y tu capacidad para implementar.

Y nada te puede quitar que vas a tener que hacer pruebas y validar qué funciona y qué no funciona, optimizar tu proceso de venta y buscar nuevas fuentes de tráfico.

Muchos hacen el error de pensar que lanzan una tienda online, o una página web, y que con un poco de SEO ya tienen un negocio híper rentable.

Nada más lejos de la realidad.

  1. Ser un empresario dependiente

La peor situación en la que un empresario puede estar es en la de tener una falta de conocimientos de Marketing Online que obliga a subcontratar.

Un desastre a punto de estrellarse…

Tú necesitas tener un mínimo nivel de conocimientos para poder saber qué trabajo te van a hacer.

El empresario dependiente subcontrata y no sabe qué está contratando.

No tiene una idea realista de los resultados a esperar.

El empresario interdependiente subcontrata y sabe, en todo momento, qué esté contratando. Lo supervisa y espera unos resultados realistas.

  1. No tener claro que la venta no tiene que ser online para aprovechar del poder del Marketing Online

Algunas cosas no se pueden vender directamente online.

Transacciones por encima de 200€ suelen generar mucha resistencia.

A veces, tienes que llevar la venta a una llamada telefónica o presencial.

Capta primero el registro y conviértelo en un potencial con tu contenido, y luego mira para cerrar la venta offline.

Algunos piensan que, simplemente poniendo precios y una pasarela de pago, de manera automática se generan ventas.

Cualquier proceso de venta requiere pensar la lógica de cómo lo ve el cliente potencial y qué resistencia hay para crear un proceso que tenga altas conversiones.

  1. E-Commerce es el futuro, me tengo que meter aquí para no quedarme fuera

Hay un cementerio muy grande, a día de hoy, con proyectos de E-Commerce que han fracasado. Las mismas reglas de negocios offline valen a nivel online.

¿Qué nivel de demanda hay en este nicho?

¿El cliente potencial tiene dinero para pagar por mis productos?

¿Qué nivel de competencia hay en Adwords, SEO…?

¿Cómo tengo que posicionarme para ser diferente y atractivo para mis potenciales clientes?

Muchos no hacen el trabajo de análisis previos antes de lanzarse a la piscina. Y cosas muy malas suelen pasar cuando intentas ir contra las leyes de la gravedad.

  1. Mi idea es más importante que mis conocimientos de Marketing Online

En el mundo de Internet, todos los días, nacen miles de ideas nuevas.

Lo que hace realmente la diferencia es la capacidad de implementarlas.

Y para implementar necesitas conocimientos de Marketing Online o contratar a alguien que sí los tiene.

Las ideas no pagan los salarios.

La buena implementación de las ideas es lo que genera dinero, es lo que sí paga los salarios a final de mes.

About dlosada85


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: